La travesía de Coria y el turismo.

1

16/03/2014 por Josél López

Hace menos de un mes la Vicepresidenta de la Junta, Cristina Teniente, visitó nuestra Ciudad y anunció la cesión de la travesía así como la inversión de 300.000 € para adecuar nuestra principal arteria circulatoria de 2,2 Km, es decir, desde la rotonda del “Puente de Hierro” hasta la incorporación a la Ex-108 a la altura del Cementerio. Así mismo matizó que “el detalle de las obras lo definirá el Ayuntamiento, que es el que mejor conoce las necesidades de la Ciudad“.

No tengo ninguna duda del nivel de conocimiento de los responsables del Consistorio, pero, siendo lo habitual concebir este tipo de actuaciones como dotación de infraestructuras viales y, consciente de las posibilidades turísticas de nuestra Ciudad, me permito aportar un enfoque diferente por si pudiera resultar de interés.

Y es que la travesía de Coria es paso obligado e inexcusable para cualquier turista que decida visitarnos y que, obviamente, se dirigirá al recinto amurallado que es nuestro principal y, a día de hoy, único atractivo turístico. Dado que el turismo tiene mucho de experiencia visual, en un anterior artículo sugerí la necesidad de crear “pasillos estéticos” que, sin tener que constituir grandes inversiones, al menos, evitaran al turista la contemplación de elementos absolutamente incompatibles con el atractivo que todo visitante busca.

Todos conocemos perfectamente la travesía de Coria, pero, para ilustrar este artículo y mis argumentos, he contado con 19 imágenes de Google Street View que recorren la totalidad del tramo y que serán mucho mas elocuentes que cualquier otro argumento escrito. Junto a ellas, para establecer comparaciones de actuaciones reales he puesto otras de localidades tomadas la azar por toda Europa.

Mi propuesta parte de la idea de que dos inversiones de, por ejemplo 150.000 € (como pudiera ser una rotonda y la modificación del acerado en algunos tramos), tienen mucho menos poder transformador para la percepción de una localidad que 200 actuaciones de 1.500 €. Por otra parte, el verdadero problema de esa travesía no es el tráfico interno de la Ciudad, si no su aspecto general descuidado y antiestético totalmente incompatible con la aspiración turística.

Mucho mas efectivo para la dinamización económica de Coria a través del turismo que hacer actuaciones viales sería actuar sobre fachadas degradadas, muros medianeros, ajardinamiento de masas vegetales actualmente abandonadas, homogeneización de rótulos, pintura, flores, etc… Por otra parte, ese tipo de micro-actuaciones permitirían duplicar el importe de la inversión si, por ejemplo, se incentivara a los propietarios de los inmuebles que constituyen la muralla visual de la travesía mediante la aportación del 50% de la inversión. Y es que la participación de los propietarios de los inmuebles de la travesía es fundamental, ya que es el elemento visual de mayor peso y son los titulares jurídicos de la actuación que propongo. Si dicho argumento no fuera suficiente podría el Ayuntamiento, dado el valor estratégico de dicha travesía, fijar una tasa turística de poca cuantía para esos inmuebles, de la que estarían exentos en la medida que acometieran las mejoras propuestas. Otro factor que podría reforzar la participación privada en el proyecto es una reducción, aunque fuera simbólica o temporal, del impuesto de bienes inmuebles. Estas actuaciones tendrían la ventaja añadida de generar en si mismas riqueza a la economía local creando puestos de trabajo muy repartidos, los 300.000 o 600.000 euros de inversión (si se contara con la aportación privada) se quedarían en el ámbito local, en lugar de “llevárselo” alguna gran empresa adjudicataria donde el uso de maquinaría pesada prima sobra la mano de obra.

Veamos algunos ejemplos.

1

Salimos de la rotonda del toro hacia Coria y lo primero que vemos son elementos vegetales selváticos en la cuneta. Una mínima actuación convertiría toda esta masa vegetal en algo visualmente atractivo. En la siguiente foto vemos como se trata la vegetación natural de una cuneta en una localidad francesa tomada al azar:

francia

Parece mentira lo que nos da la Naturaleza y el poco partido que le sacamos. Pero volvamos a nuestra travesía.

2

Suciedad, abandono y caos informativo. Muy poca inversión en mano de obra mejoraría el aspecto tremendamente. Una nueva normativa municipal de publicidad exterior no tendía coste añadido. A la entrada de cualquier pueblecito de Dinamarca también hay publicidad, pero no tiene por qué estar reñida con la estética:

dinmarca

Sigamos con la travesía.

3

Una pequeña actuación inicial y la vinculación de los vecinos en el mantenimiento de los elementos arquitectónicos y vegetales que podría conseguirse mediante el no pago de una tasa turística o la disminución en el IBI. Las pintadas se borrarían y el ajardinamiento estaría garantizado por los mas interesados en el: los vecinos. Así se hace en mucho países de Europa. Por ejemplo, en Vejle, Dinamarca:

DINAMARCA-JARDIN

Que odiosas son las comparaciones. Odiosas porque no es cuestión de dinero, en casi toda Europa es así porque no puede ser de otro modo. La gente asume que tiene que tener cuidada su localidad con la misma naturalidad que aceptar que la escolaridad es obligatoria. ¿Por qué aquí no?. El marco legal lo permite y el sentido común lo exige. Pero volvamos a Coria.

4

Una Ciudad que aspire a ser turística no puede parecer una feria de contenedores de residuos sólido urbanos. Cambiarlos de sitio, donde no se vean, no vale nada; crear una pantallas que los oculten, vale casi nada. Una vez mas aceptamos como natural lo que en ningún país europeo se admite.

5

Al igual que la Junta ha cedido la titularidad de la travesía al Ayuntamiento, este podría ceder la servidumbre de cuidar del ajardinamiento y aspecto directamente a los vecinos. A fin de cuentas son los mas interesados ya que revaloriza sus inmuebles y les alegra la vista. En Forfar, Escocia, con 13.000 habitantes lo tienen igual de claro que el resto de los Europeos (salvo nuestra deshonrosa excepción). Lo mismo, vamos:

escocia

Y de vuelta en nuestra muy Noble y muy Leal Ciudad, continuamos el recorrido.

6

Los muros medianeros deberían evitarse en lo posible, pero para ello pasarán muchos años; hasta que eso llegue deberían tener un aspecto estéticamente cuidado y servir para la promoción de la ciudad: “Bienvenido a Coria” , el logotipo del toro o cualquier otro elemento de comunicación atractivo sería una solución. Incluso un “anuncio normal” tendría su cabida, en la siguiente foto se ve una imagen muy similar de un pueblo de Bélgica con su cartel en la fachada de la casa. Es cuestión de sensibilidad:

belgica

De vuelta en Coria.

7

Mas muros medianeros. Un tratamiento cromático bien meditado de las fachadas convertiría en atractivo turístico lo que hoy en día es arquitectónicamente un “horror”. Muchas ciudades de todo el mundo lo emplean con absoluto éxito. Por ejemplo en Curaçao, estas casas de diferente tipología han cobrado un inmenso valor visual gracias a su nuevo color:

Curaçao

O este otro ejemplo en Italia, con casas de arquitectura humilde:

italia

No se asusten con la siguiente de la travesía coriana… Es lo que hay.

8

Sin comentarios.

9

Lo que para unos es “la trasera”, para cualquiera que pase por Coria, es la parte mas visible. El Ayuntamiento puede, y debe, entrar es esos detalles.

10

Unos simples carteles pueden convertir en un suburbio tercermundista a la Ciudad con uno de los mejores cascos históricos de España. No es cierto que no se pueda hacer nada para evitarlo. Todo lo contrario. Para un posible turista que haya indagado en Street View antes de decidir venir a visitarnos, la contemplación de este escenario que parece sacado de una película apocalíptica le acabaría de decidir. Si queremos ser turísticos esto es, sencillamente, inaceptable.

11

Enterrar los cables es relativamente caro, pero, mientras se hace, se pueden pintar del color de la fachada y visualmente pasan desapercibidos. Mas barato imposible. La homogeneización de la publicidad exterior también pide a gritos ser regulada, aunque en este caso me quiera matar por el comentario mi buen amigo Miguel. He encontrado esta foto dejando caer el muñeco de Street View sobre un pueblo cualquiera de Irlanda. Se ve que la publicidad y el atractivo turístico no tienen por qué estar reñidos, muro medianero incluído:

irlanda

Vuelta a la travesía frente al chalet que tenía las tejas de colores.

12

Edificios que no son idénticos cobran un nuevo sentido con un muy pensado tratamiento cromático. Aquí se ve un ejemplo en la Toscana, Italia:

plaza toscana

Y de Italia ,de nuevo a nuestra querida Ciudad.

13

Un solar, por el hecho de serlo, no puede asumirse fatalmente como un elemento urbano degradado. Disimularlo y adecentarlo es cuestión de poco dinero. El propietario también debe asumir la servidumbre de disfrutar de un suelo en un lugar privilegiado, de alto tránsito y por lo tanto alto valor. La Ciudad es responsabilidad de todos.

14

Lo que hoy es un feo muro medianero puede convertirse, con una mínima inversión en arte, focos led y pintura,en un elemento de comunicación tan efectivo como una multimillonaria pantalla multimedia de última generación. En el centro de Oslo también hay muros medianeros:

Oslo

15

Una fachada digna cuando esté acabado el conjunto. Una inversión de menos 1.000 € en flores harían el milagro de convertir lo digno en muy atractivo. El mantenimiento debe ser una obligación de los propietarios. Ellos disfrutan de vistas a la artería principal, ¿Por que no a cambio van a mejorar la sensación estética de los transeuntes? No solo los edificios clásicos pueden tener flores:

edifico flores

16

De nuevo espacios que aparentemente “no son de nadie” y por lo tanto se asumen como espacios degradados. La Ciudad es todo: calles, solares, inmuebles. En la arteria principal todo lo que se ve tiene importancia.

17

Si el casco urbano no acaba aquí, ¿Por qué el tratamiento si? ¿De que sirve tener la Catedral si todo el que viene a verla pasa también por aquí?. El coste de mantener, simplemente decentes los arcenes es muy bajo y genera mano de obra no cualificada. La que mayor demanda tiene en estos momentos de crisis.

18

Aunque el casco urbano acabe, el término municipal no. Y todo es Coria. ¿Cual es el límite máximo de crecimiento al que puede llegar una zarza?. ¿Cuantas horas lleva adecentar eso con una desbrozadora?

19

Estamos pagando por poner árboles que no existían en los jardines. ¿Por que no podar y aportar los árboles que han nacido a “coste cero”? El que su existencia no haya sido municipalmente planificada no quiere decir que no podamos aprovechar este recurso inesperado. ¿Cuantos jardines naturales estamos desaprovechando por falta de un mínimo mantenimiento?.

Y ya acabo:

Convertir a Coria en una Ciudad con un atractivo turístico integral no es caro, es cuestión de quererlo, de querer a la Ciudad y, de un gran compromiso político y social de todos sus ciudadanos y responsables. En nuestras manos está.

Anuncios

Un pensamiento en “La travesía de Coria y el turismo.

  1. Óscar dice:

    Muy buen post… Falta mucho, por desgracia, para que nos podamos equiparar en paisajismo a nuestros vecinos norteños. ¿por qué nos gusta tanto vivir en un mundo destartalado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: